Proyecto custom Yamaha FJ 1200 R (parte 3)

¡Hola [email protected] apasionados del motor! Ha llegado el momento de conocer la última parte de mi proyecto custom Yamaha FJ 1200 R. Seguro que a estas alturas ya estáis atisbando como va a quedar, sin embargo, aún os tengo alguna sorpresa preparada. ¡Vamos con la última parte!

La transformación no podía quedar ahí. La moto iba bien, pero las suspensiones eran auténticos flanes, las ruedas insuficientes y lo peor, los frenos ni siquiera eran los suficientemente seguros como para poder circular con tranquilidad.

Así que me hice con una ZXR 750 sin motor por el módico precio de 300 €. Adapté la rueda trasera (antes de 16 y con goma de 150) de 17 y con goma nueva Michelin pilot sport de 180, freno, pinza y tirante.

Tuve que rectificar el buje (14 mm de diferencia respecto al de la Yamaha), ajustando a la vez la posición de la corona de arrastre (que tuvo que fabricarse partiendo de una virgen).

En cuanto al mono amortiguador, la moto venia cuando la compre con un OHLINS y simplemente modificando el reglaje quedó a mi gusto.

En esta parte del proyecto custom Yamaha ya estaba muy metido y solo quería terminar cuanto antes para poder usarla, así que veréis que no hay muchas fotos. A cambio tengo cientos del trabajo terminado.

En la parte delantera, se sustituyó todo, horquillas, tijas, manillares, rueda y frenos.

Se sustituyeron también los semi manillares, antes elevados, por los de la kawa, pero colocados por encima de la tija superior para que no quedaran tan bajos, ya que de lo contrario la gran longitud de esta moto obligaba a una posición demasiado forzada.

Se cambiaron todos los latiguillos por latiguillos metálicos, se pintó el conjunto evocando la Yamaha 500 de Kenny Roberts y ya estaba todo listo.

Pero, con todo pintado y montado, no me gustaban las tapas laterales, así que decidí fabricar unas nuevas en fibra de vidrio, más pequeñas, y cubrir el hueco restante con unas piezas de acero inoxidable.

Tampoco terminaba de gustarme el guardabarros delantero, así que, visto el resultado obtenido con las tapas laterales, decidí fabricar también uno nuevo en fibra, lo más reducido posible, para que le diera una estética más racing.

Los espejos, había montado los originales, pintados a juego con el resto de la moto, pero quedaban demasiado voluminosos, así que decidí cambiarlos por unos más pequeños de imitación fibra de carbono, para que destacaran lo menos posible.

En cuanto a la pintura, como ya he dicho, se tomó como referencia la Yamaha de Roberts. Lo que yo pretendía era modernizar la estética de la moto, mejorar su funcionamiento y darle una imagen más racing, pero manteniendo su esencia, tenía que ser lo que era, una moto del año 89, pero mejor.

Ese ha sido mi empeño, y tras invertir el menor dinero posible y, eso sí, mucho tiempo, creo que lo he conseguido. El funcionamiento de la moto es muchísimo mejor, la manejabilidad ni de lejos la esperaba, las suspensiones muy bien, y ¡los frenos funcionan!

Si has leído hasta aquí, espero que hayas disfrutado y compartas un poco de mis sentimientos.

¿Qué os ha parecido mi proyecto custom Yamaha? ¿Creeis que aun puedo mejorar algo de la moto? ¿Habéis hecho vosotros algún proyecto así? Espero vuestras respuestas.

Mantenimiento de tu moto que puedes hacer tú mismo

No tienes que tener conocimientos mecánicos técnicos para poder hacer tú mismo tareas sencillas de mantenimiento de tu moto. Algunas herramientas decentes y un poco de sentido común son todo lo que necesitas para mantener su moto en la mejor forma.

Te recomiendo que consigas el manual de taller de tu moto, para poder hacer estas tareas de mantenimiento de la mejor forma. La mayoría te darán imágenes detalladas de cada proceso que debes seguir. Un buen manual también enumerará las herramientas que necesitará para completar el trabajo.

Las herramientas son como cuchillos para un cocinero, usar buenas herramientas es la mitad de la batalla. Guarde el kit de herramientas debajo del asiento para emergencias así tendrás todo lo que necesitas.

Mantenimiento de tu moto sencillo

1. NEUMÁTICOS

Neumáticos

¿Cuándo fue la última vez que revisaste la presión de los neumáticos de tu moto? Debes hacerlo semanalmente, pero a menudo lo olvidamos o no nos preocupamos con lo que es un elemento crucial de la puesta en marcha de la moto.

Los neumáticos insuficientemente inflados afectan a la conducción y el frenado, ya que la falta de presión significa que la pared del neumático no está lo suficientemente firme como para hacer frente adecuadamente a las fuerzas que actuarán sobre ella. Estar demasiado infladas reduce el tamaño de la superficie de contacto en la carretera, lo que afecta al agarre.

El mejor mantenimiento de tu moto debe centrarse en conservar las ruedas en perfecto estado. En https://www.mascupon.es encontrarás descuentos para comprar las mejores herramientas.

2. TENSIÓN DE LA CADENA

Cadena

La tensión incorrecta de la cadena puede ocasionar un desgaste prematuro de la rueda dentada y de la caja de engranajes, cambios bruscos de marchas y una transmisión brusca. También puede reducir el recorrido de la suspensión trasera y limitar la vida de la cadena motriz.

Consulta el manual del taller para saber cómo ajustar la cadena de tu moto a la tensión correcta. Recuerde ajustar la tensión con algo de carga en la moto (preferiblemente con alguien sentado en ella) ya que la cadena sufrirá esa presión cuando te sientes en la moto.

Este sencillo paso del mantenimiento de tu moto, hará que puedas alagar la vida del cambio y la transmisión.

3. BATERÍA

Batería

La mayoría de las baterías están situadas debajo del asiento de la moto o bajo el tanque de gasolina, por lo que no es sorprendente que muchos la pasen por alto cuando se trata de mantenimiento de tu moto rutinario.

 

Cuando una batería se descarga mucho, por lo general significa el final de su vida, por lo que los controles rutinarios deben ser una obligación. Retira la batería de su soporte antes de realizar cualquier trabajo. Recuerda, las baterías contienen ácido, que puede ser dañino si entra en contacto con tu piel.

Si tu batería ha llegado al final de tu vida útil, en https://www.mascupon.com.mx encontrarás interesantes descuentos para conseguir una nueva.

4. REFRIGERANTE

Refrigerante

¿Sabes cómo comprobar el nivel de líquido refrigerante de tu moto? Es otra tarea que a menudo se descuida, pero sólo lleva unos minutos.

Consulta el manual del propietario para localizar el tanque de expansión del refrigerante de tu moto, si tiene uno. Los niveles altos y bajos deben estar marcados en el exterior del tanque translúcido. Alternativamente, retira la tapa de llenado del radiador para verificar el nivel. Haz esto con el motor frío.

Cambiar el refrigerante por completo también es un trabajo fácil, tarda unos 30 minutos. Localiza el tapón de drenaje. Puede estar situado cerca de la bomba de agua. Con el motor de frío, quítalo para drenar el refrigerante. Siempre revisa el manual del propietario para asegurarte de que estás siguiendo el procedimiento correcto para tu moto.

Una vez que lo hayas drenado, vuelve a poner el tapón y llénalo con el nuevo líquido refrigerante hasta el nivel indicado. Si quieres conseguir líquido refrigerante de gran calidad al mejor precio, te recomiendo que visites https://www.mascupon.com.ar

5. CAMBIO DE ACEITE Y FILTRO

Aceite

Cambiar el aceite y el filtro de tu moto no es mucho más difícil que refrescar el sistema de refrigeración. Todo lo que necesitas son las herramientas adecuadas, aceite decente y el filtro correcto.

Consulta el manual del taller para obtener una explicación detallada de los pasos antes de seguir adelante. Como con cualquier primer intento, considera pedir a alguien más experimentado que te ayude.

Con el motor caliente, retira el tapón de llenado de aceite de la moto, coloca una bandeja debajo de la moto y retira el tapón del sumidero. Asegúrate de estar 100% seguro de que está quitando el perno correcto. Debe ser el más grande en el sumidero, por lo general en la parte inferior o en el lado.

Una vez que el aceite está drenado, quita el filtro, ya sea a mano o con una llave. Vuelve a colocar el tapón del colector de aceite y apriétalo. Rellena el motor con la cantidad recomendada de aceite nuevo.

Pon en marcha la moto, comprueba si hay fugas y pare el motor nuevamente. Dale cinco minutos para que el aceite drene de nuevo en el sumidero antes de comprobar el nivel otra vez. Agrega aceite si es necesario o quita con una jeringa de aceite.

Estos son los principales trucos de mantenimiento de tu moto que puedes realizar tú mismo. Para obtener aceite, filtro o cualquier otra cosa que necesites, al mejor precio, te recomiendo que visites: https://www.maiscupao.pt.

Elige la moto que se adapta a tu personalidad

Tipos de motos

Hay una gran variedad de tipos de motos en el mercado, en función de tus gustos, forma de conducir y experiencia elegirás una u otra, veamos las opciones:

– Deportivas: Las más pasionales,  para los que tienen un espíritu de carreras y no les importa sacrificar la comodidad en pro de las prestaciones. Son poco manejables entre el tráfico urbano, rápidas en tramos de curvas e incómodas para viajar.

– Naked: Motos sin carenado que cada vez son más deportivas. Equilibrio entre prestaciones, precio (hay excepciones), facilidad de conducción y comodidad. No tienen protección aerodinámica por lo que no son muy recomendables para viajar. Por lo demás son muy polivalentes y una buena opción para empezar.

– Trail: Motos mixtas para carretera y campo, aunque la mayoría montan neumáticos para asfalto que no permiten casi ni entrar en una pista de tierra. Son muy cómodas, buenas viajeras (facilidad para acoplar maletas), sencillas de conducir, divertidas en ciudad y menos lentas de lo que pueda parecer en tramos de curvas. Otra buena opción como primera moto.

– Sport-turismo: Motos con semicarenado (cúpula y parte alta del carenado) o carenado completo que buscan el equilibrio entre comodidad, viajar y prestaciones en tramos de curvas. Las hay con manillar alto o semimanillares. Buena opción para hacer de todo un poco.

– Turismo: Motos grandes con voluminosos carenados y cúpulas, mucho equipamiento, motores grandes y suelen llevar maletas. Son para viajar, para poco más y no son recomendables como primera moto porque son muy pesadas y caras.

– Custom: Para los amantes de los cromados, dentro de las custom hay muchas subcategorías. Gustan a las chicas por el asiento bajo, pero son complicadas para maniobrar, poco efectivas en tramos de curvas y de prestaciones escasas. Son motos para pasear a ritmo tranquilo y no entrar mucho en el caótico tráfico urbano.

– Supermotard: Motos derivadas del campo con neumáticos y suspensiones para carretera. Las primeras eran artesanales y ahora se venden así directamente e incluso hay subcategorías. Recomendables de baja cilindrada porque son ligeras y fáciles de conducir. No valen para viajar y su verdadero medio natural son los tramos de curvas, cuanto más cerradas mejor. Pueden ser una opción como primera moto.

– Scooters: Hay muchas subcategorías, por tamaño (pequeños, medianos y GT) y por su carácter más o menos deportivo. En función de tus gustos puedes encontrar uno fácilmente. Son económicos (los grandes no), muy fáciles de conducir por el cambio automático y frenos en las manetas, tienen gran capacidad de carga, más limpios que una moto (mayor protección aerodinámica) y muy prácticos. Muy recomendables si es lo que buscas.

10 consejos para ahorrar gasolina en tu moto

Hoy quiero daros algunos consejos para ahorrar gasolina en la moto. Es algo que nos preocupa a todos y se puede conseguir con muy pocos pasos. ¡Vamos allá!

1.      No esperes a que se caliente

¿Estás buscando ahorrar gasolina en tu moto? El calentamiento del motor de una moto es parte del ritual de conducción, pero la mayoría de las motos de inyección están realmente listas para montar al instante, haciendo que la rutina de calentamiento sea un poco excesiva.

Si está seguro de que el motor no se atasca o revuelve lentamente, conducir sin esperar no sólo evitará perder combustible mientras está en ralentí, sino que permitirá que el motor alcance la temperatura de funcionamiento más rápidamente, lo que aumentará la eficiencia de la combustión y le permitirá lograr Mejor economía de combustible.

2.      No deje que la presión de sus neumáticos caiga

Una de las maneras más rápidas y más eficaces para ahorrar gasolina es comprobar la presión de los neumáticos. Encuentre la clasificación de presión para su neumático en el lateral o manual del propietario. No solo vas a mejorar tu economía, también mejorará el manejo de tu moto. Te recomiendo que cumplas las cifras recomendadas para la máxima seguridad.

Ahorrar en gasolina

3.      Cuida a tu bebé

Las motos funcionan mejor cuando sus motores se mantienen, y eso incluye asegurarse de que el filtro de aire está limpio, las bujías están frías, el filtro de combustible está libre, y las válvulas están en perfecto estado.

Algunos pilotos con mentalidad económica incluso usan aceite de menor fricción y ahorro de energía para la lubricación. Si no estás interesado en ir tan lejos, algún mantenimiento básico puede hacer una diferencia sorprendentemente grande en el ahorro de gasolina.

4.      Mantén velocidades constantes

Concéntrate en mantener velocidades constantes, acelerar las entradas del acelerador y evitar la desaceleración innecesaria, y verás cómo puedes ahorrar en gasolina. No sólo eso, hace más suave y potencialmente más agradable tus paseos.

5.      Baja la velocidad de crucero

Las motos ofrecen un rendimiento increíble que se a nuestra anatomía y la aceleración de alta velocidad puede ser adictivo. Pero girar el acelerador duro rápidamente evita que puedas ahorrar gasolina.

Los límites de velocidad de la autopista fueron creados parcialmente para conservar el combustible, y siguiendo las reglas no sólo le permitirá viajar más lejos, podría ayudar a mantener su registro del DMV limpio.

6.      No transportes peso innecesario

Cuanto más peso tenga que transportar tu moto, más trabajo debe hacer el motor y más combustible utiliza.

Si tienes alforjas en la moto, vacíalas para sacar todo el material innecesario que transportas. Incluso mejor: si no estás utilizando las alforjas todo el tiempo quítalos para eliminar peso y ahorrar gasolina.

Viaje en moto

7.      Presta atención cuando repostes

Ten cuidado al colocar la boquilla en el depósito de combustible, y no sólo ahorrarás unos cuantos céntimos evitando derrames, también protegerás la pintura de los efectos perjudiciales del combustible derramado. Además, evita la tentación de sobrellenar el tanque, ya que el derrame crea un desastre de residuos.

8.      Piensa en la aerodinámica

El arrastre aerodinámico tiene un efecto serio en el ahorro de gasolina, y sentarse de una forma más alta a través del aire hará que tu motor trabaje más difícilmente.

Si no quieres llevar una postura muy forzada porque te resulta incómoda, piensa en modificar tu moto para evitar elementos innecesarios y ahorrar gasolina.

9.      Utiliza tu velocidad de crucero

Velocidades constantes mejoran el ahorro de combustible, y dependiendo del modelo de tu modo puedes ir de manera fácil más lejos con un solo depósito de gasolina. Pero si tu moto tiene el lujo de contar con control de crucero, hará el trabajo mejor que cualquier humano en administrar el combustible mientras conserva la velocidad de crucero.

10. Utiliza carreteras buenas

Si tienes la opción de elegir entre una carretera pavimentada y un camino de tierra o grava, escoge el primero y usarás menos combustible en tu trayecto. También recuerda que una moto con neumáticos offroad no obtendrá el mismo ahorro como goma de calle sesgada.

Estos son mis consejos para ahorrar gasolina con la moto, espero que os sean útiles.

Moto de viaje

Ruta 66, recorriendo el corazón de Estados Unidos

Hoy quiero hablaros de una de las carreteras más importantes del mundo. La mítica Ruta 66, ¿me acompañáis en el viaje?

El romance de la Ruta 66 sigue cautivando a la gente de todo el mundo. Corriendo entre Chicago y Los Ángeles, “más de dos mil millas de distancia” en palabras del popular himno de R & B, esta legendaria antigua carretera pasa por el corazón de los Estados Unidos en un viaje en diagonal que recoge algunos de los lugares más típicos del país. Si está buscando grandes muestras de letreros de neón, paradas de camiones oxidadas en el medio de la nada, la Ruta 66 es tu lugar.

Ruta 66 en Illinois

Pero quizás la razón más convincente para seguir la Ruta 66 es experimentar la línea de tiempo arraigada del camino de la América contemporánea. Antes de que se llamara Ruta 66, y mucho antes de ser pavimentada en 1926, este corredor fue atravesado por la National Old Trails Highway, una de las primeras carreteras transcontinentales del país.

Durante tres décadas antes y después de la Segunda Guerra Mundial, la Ruta 66 ganó el título de “Calle Principal de América” ​​porque atravesó pequeñas ciudades del Medio Oeste y del Suroeste, rodeadas por cientos de cafés, moteles, gasolineras y atracciones turísticas.

Durante la Gran Depresión, cientos de miles de familias campesinas, desplazadas del Dust Bowl, se dirigieron hacia el oeste a lo largo de la Ruta 66 a California, siguiendo lo que John Steinbeck llamó “The Mother Road” en su vívido retrato, las uvas de la ira. Después de la Segunda Guerra Mundial, muchos miles más expresaron su movilidad ascendente al abandonar el este industrial, con destino a buenos empleos en el idilio suburbano del sur de California -de nuevo siguiendo la Ruta 66, que llegó a encarnar el cambio demográfico de América.

Comenzando en los últimos años 50 y continuando gradualmente durante los 25 años próximos, la vieja ruta 66 fue puenteada sección por sección con las autopistas interestatales de alta velocidad. Finalmente, después de que el último tramo de la autopista se completó en 1984, la Ruta 66 fue oficialmente desmantelada. La ruta 66 vieja ahora se designa la ruta histórica 66.

Motos en la Ruta 66

A pesar de que ya no es una ruta principal en todo el país, la Ruta 66 ha conservado su mística. Fue aquí, en la Ruta 66, que las grandes vacaciones de conducción en Estados Unidos florecieron por primera vez. Las vallas publicitarias y las estatuas gigantes a lo largo de la carretera todavía exhiben una serie desconcertante de atracciones en la carretera, tentando a los viajeros a ver a las ballenas azules gigantes, a ver las serpientes de cascabel vivas y a otras criaturas silvestres expuestas en locales de carretera.

El mismo conocimiento comercial y la auto-promoción desvergonzada han ayudado a las ciudades a lo largo de la vieja ruta 66 a permanecer vivas. Los restaurantes y los moteles salen adelante gracias a los nostálgicos que recorren la ruta 66.

Dicho esto, muchos viejos moteles y cafeterías se aferran a un hilo de esperanza, se sientan vacíos, o sobreviven sólo en la memoria, por falta de una salida interestatal. De hecho, la ruta 66 ha sentido quizás el impacto más grande del mundo Interestatal moderno.

La ruta 66 atraviesa una maravillosa sección transversal de escenas americanas, desde los campos de maíz de Illinois hasta las arenas doradas y el sol de Los Ángeles, pasando por entornos tan diversos como el Gran Cañón, las comunidades nativas americanas del desierto del suroeste, el corazón de la pequeña ciudad Midwest de Oklahoma y el Ozarks, así como las calles gritty de St. Louis y Chicago. Si estás interesado en la historia y sientes un nostálgico anhelo de los “buenos viejos tiempos” la ruta 66 encarna de primera mano la increíble diversidad de personas y paisajes que bordean su camino, la ruta 66 ofrece un viaje inolvidable en América, entonces y ahora.

Moto en la carretera